Todos cometemos errores en la vida; pero uno muestra lo que verdaderamente es cuando uno se encuentra en el fondo de todo.

Reconocer los errores y seguir adelante.

Todos cometemos errores en la vida; pero uno muestra lo que verdaderamente es cuando uno se encuentra en el fondo de todo.

A medida que avanzamos por la vida tenemos relaciones que no funcionaron, puestos de trabajo que no son perfectos, los exámenes que se reprueban  y muchas otras iniciativas que no tienen éxito. Mientras más cosas nuevas hagamos tenemos más riesgo de cometer algún error; la única manera de evitar el fracaso es no hacer nada nuevo.

Lo que importa es cómo lidiamos con el fracaso. Puede ser parte de una tendencia a la baja en la que la falta de confianza refuerza sentimientos de insuficiencia e incompetencia. Pero experimentar el fracaso puede ser una experiencia de aprendizaje y una oportunidad para un nuevo comienzo. Una buena forma de comenzar este proceso es preguntándose preguntas un tanto difíciles.

1.- ¿Qué puedo aprender de esto? Asumir la responsabilidad de lo que salió mal. Las personas exitosas no hacen excusas o culpan a otros. Sea crítico pero constructivo. Haga una lista de las cosas claves que sucedieron. Analizar la lista paso a paso y buscar los puntos de aprendizaje.

2.- ¿Qué podría haber hecho de otra manera? ¿Qué otras opciones tenía? ¿Qué opciones hiciste? ¿Cómo podría haber manejado de manera diferente? Con la perspectiva del tiempo, ¿qué pasos diferentes habrías tomado?

3.- ¿Tengo que adquirir o mejorar algunas habilidades? ¿El problema revela cierta falta de habilidad de su parte? Quizás hay libros o cursos o personas a las que podría recurrir. Haga un plan de desarrollo personal para adquirir las habilidades y experiencias que usted necesita.

4-. ¿A quién puedo aprender? ¿Hay alguien a quien pueda acudir en busca de consejo? Si son constructivas y de apoyo luego pedirles alguna información y orientación. La mayoría de las personas no piden ayuda porque creen que es un signo de debilidad que de fuerza.

5.- ¿Qué voy a hacer ahora? Ahora elaborar un plan de acción. ¿Quieres probar algo similar o algo diferente? Revisar sus metas y objetivos. Esta inversión ha supuesto un retroceso en su viaje, pero pensar en ello como una diversión en lugar de detenerse. Ahora puede restablecer su mirada en su destino y planear un nuevo curso.

El punto importante es el uso de sus reveses como experiencias de aprendizaje y hacerlos peldaños hacia el éxito futuro. Siempre hay cosas positivas que puede tomar de cada episodio en su vida. Preguntarse estas cinco preguntas puede ayudar a encontrarlos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *