Muchos empresarios sueñan con iniciar el próximo Google o Facebook, mirando el éxito de estos gigantes de la industria a menudo intimidante al punto de la parálisis.

Empezar un trabajo poco a poco.

Muchos empresarios sueñan con iniciar el próximo Google o Facebook, mirando el éxito de estos gigantes de la industria a menudo intimidante al punto de la parálisis.

Los emprendedores tienen el sueño siempre de alcanzar los mismos objetivos de las grandes empresas, en la actualidad muchos sueñas en igualar a Google o Facebook. La verdad es que estas empresas que actualmente poseen miles de millones de dólares, comenzaron con algo mucho más humilde, un ejemplo sencillo es Google que comenzó como un proyecto de graduación llamado “BackRub”.

A menudo, los relatos y mitos que giran alrededor del mundo acerca de la puesta en marcha de algunas grandes empresas, hacen parecer como si estas empresas de éxito fueran creadas o fundadas por grandes personajes mitológicos, posiblemente como aquellos hijos de Zeus. Pero a menudo esto no funciona de esa manera.

El inicio con un capital de 1000 dólares es un marco de gran alcance para poner a andar sus ideas, ya que elimina la fuerza de distorsión de la oportunidad de mercado fuera de la ecuación ideal. Más bien, debería de centrarse en la cuestión de que si usted está construyendo algo que otra persona  requiere y que está dispuesto a pagar por ello. Mientras tanto, si usted hace el trabajo y crece a partir de ello, la semilla de una idea puede germinar en una nueva empresa próspera que trae dinero real.

La filosofía de Chen puede ir más allá de los arranques. No trates de ser el próximo diseñador famoso. Simplemente haga algo que usted piensa que un puñado de personas disfrutarán, después puede continuar y construir una empresa desde esa idea.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *