En realidad la filosofía china siempre ha estado alrededor de las personas, muchas de estas personas han sabido aprovecharla; pero, existe una mayoría que posiblemente se enteré con este artículo.

La filosofía china.

La filosofía china siempre ha estado alrededor de las personas, muchas de estas personas han sabido aprovecharla; pero, existe una mayoría que posiblemente se enteré con este artículo

¿Cree que está abierto a todas las posibilidades? Alguna vez usted ha sentido o ha aprovechado una oportunidad.  Usted es de las personas que reflexiona y se dice “Hubiese aprovechado…”. En la Universidad de Harvard uno de los cursos más populares es la “Clásica Teoría Ética y Política China” después de Introducción a la Economía y la Introducción a la Informática. El encargado del curso Michael Puett, promete a los alumnos matriculados al curso “este curso va a cambiar su vida”.

Puett dice a sus estudiantes que el ser calculador y racional para decidir sobre los planes, es precisamente la manera incorrecta de hacer cualquier tipo de decisión en la vida. Los filósofos chinos si estuviesen leyendo dirían que esta estrategia hace más difícil que se mantenga abierta a otras posibilidades que no encajan en ese plan. Los estudiantes que hacen esto “no están prestando suficiente atención a las cosas cotidianas que realmente fortalecen e inspiran, posiblemente de esta manera se llegue a tener una gratificante y emocionante vida”, explica.

Hemos estado hablando mucho últimamente sobre cómo ” tener suerte ” en realidad significa permanecer alerta y abierto a las oportunidades que llegan, y que la toma de riesgos significa estar bien con meter la pata a veces. La filosofía china enseña una perspectiva totalmente diferente de lo que la mayoría de las personas cree. Se trata de autosuficiencia, de no ver la vida como algo lineal, de estar alerta y abierto a nosotros mismos, así como nuestro entorno.

Dos principales principios serían:

Las acciones más pequeñas tienen las ramificaciones más profundas. Cuando una persona se da cuenta y entiende que es lo que le hace vibrar, reaccionar, sentirse alegre o enojado, desarrolla un mejor sentido de lo que son, esto es lo que les ayuda cuando se acercan nuevas situaciones. Mencio, un filósofo chino seguidor de la doctrina confuciana, enseñó: “que si a cultivar su naturaleza con estas pequeñas cosas, puede llegar a ser una persona extraordinaria, con una influencia increíble, la alteración de su propia vida, así como la de los que te rodean, hasta finalmente”, usted puede dar vuelta a todo el mundo en la palma de su mano”.

Las decisiones se toman desde el corazón. Las personas en general tienden a creer que los seres humanos son criaturas racionales que toman decisiones, lógicamente, con nuestro cerebro. Pero en chino, la palabra “mente” y “corazón” son los mismos. Puett enseña que el corazón y la mente están íntimamente relacionados y que uno no existe sin el otro. Cuando tomamos decisiones, de lo prosaico a la profunda (qué hacer para la cena, que cursos tomar el próximo semestre, qué carrera seguir, con quién casarás), vamos a hacer otras mejores cuando intuimos cómo integrar la mente y el corazón y dejar que nuestro lado racional y emocional se mezclan en uno solo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *